bragas desechables

El fin de la era de las bragas desechables

Oh sí amigos: ¡se acabó la cuarentena! Esos maravillosos días de «regla» continuada, hinchazón de pechos, caída del cabello, bajones emocionales y poco follar (para que nos entendamos), han quedado atrás para la menda. Y con ella, las bragas desechables también se van.

plan de parto

¿Un «plan de qué…»?

Una de las muchas cosas que me han sorprendido en esta recta final del embarazo (y por supuesto también desconocía) es el concepto de «plan de parto», que es algo así como la carta de servicios de un hotel en la que eliges lo que quieres contratar durante tu estancia, pero enfocado al parto.

muestras gratuitas bebé

El maravilloso mundo de las muestras gratuitas para bebés

Cuando comencé con todo esto del embarazo, yo también googleé compulsivamente esa cadena de palabras compuesta por «muestras gratuitas bebé». Fue así como me introduje en el maravilloso mundo de las canastillas gratis de las que todo el mundo hablaba

atento

La vacuna de la tosferina ¡¿en la semana 36?!

La semana pasada por fin me administraron la vacuna de la tosferina habiendo entrado ya en la semana 36 de embarazo. Y digo «por fin» porque, en la Comunidad de Madrid, como para tantas otras cosas, vamos con retraso.

loca

¿Me darán la baja hoy?

Antes de comenzar, permíteme que articule un grandioso «AaaAAAaaaaAAAAHHHHHH», entre aliviada y desesperada porque, una vez más, la seguridad social me mata lentamente…

feto con sobrepeso

¿¡Cómo que mi feto tiene sobrepeso?!

El maravilloso mundo de los percentiles de peso para el feto entró en mi vida cuando, hace un par de meses, mi ginecóloga exclamó, ¡pero si pesa ya 1.700 gramos! Mientras yo ponía cara de «oh que cosita tan enana dentro de todo este bulto…», ella añadía: «quizás tengamos que ponerte a dieta».

puñetazo

Las embarazadas en el metro ¡van de pie!

Llevo varios meses alucinando con la gente que me encuentro al pasar. Sé que estoy con la mala leche subida, pero relativizar en el metro se hace imposible cuando, cada mañana al ir a trabajar, me agarro a la primera barra que encuentro (si alguna) y comienza el circo.

cara de pan

Es oficial: tengo cara de pan

Aunque el primer título que barajé para esta entrada fue el de «Yo, la morsa» (hubiera sido igualmente representativo), es oficial: tengo cara de pan. 

blog, eat, sleep

Así comenzó todo…

Todavía suena algo raro esto de autodenominarse «mamá», especialmente en un período en el que cuento los días para que mi feto se convierta en hecho real y comience esa etapa que me tiene taAAaan perdida. Con otra persona, con esa persona que ya está, con esta nueva persona en la que me he convertido…